Los libros y yo. ¿Qué clase de lectora soy?

La oscuridad de los colores. Martín Blasco
La casa de papel. Temporada 3.

Soy terrible con los libros. Sí, sí. De terror.
Compro compulsivamente y leo desordenada.
¿Cómo es eso?

No puedo pasar por una librería sin tentarme a entrar y una vez dentro, siempre termino adquiriendo algún libro. Ni hablar, sobre todo, si es una librería de usados. Amo el olor de los libros usados. De los nuevos también, para que voy a mentir.
La cosa, es que no siempre elijo bien o lo que realmente quiero leer. Entonces, después termina resultando que al primer capítulo me cansé, o me desanimó la lectura, no me enganchó realmente.

¿Pero cómo saber qué comprar? A veces depende de conocerse un poco a uno mismo, que lecturas le resultan ágiles. He entendido por ejemplo que prefiero las novelas cortas. Que me gusta bastante el suspenso no sangriento, y que adoro los libros de consulta. Esos que podés leer en cualquier orden.

Porque, además, como les decía, leo desordenadamente. Por eso, las novelas largas no me sirven. Y los libros de consultas sí. Aquello, en los que puedo ir de un capítulo a otro, sin llevar un orden fijo. Ya hablaremos de algunos de esos libros, que realmente valen la pena leer. Como la inteligencia emocional, por ejemplo. O el camino del artista.

Además, de todo, como si esto fuera poco, suelo tener tres libros empezados a la vez, y es que no siempre (suelo leer de noche), tengo ganas de leer lo mismo. Entonces, mecho entre una novela, un libro infantil, o un libro de consulta. Según mi ánimo del día.
Ya que estamos, hay que decirlo, si, adoro los libros infantiles, las historias rarísimas que se les ocurren a los autores, las imágenes que acompañan, todo.

Y ahora les toca a ustedes ¿Cómo se definen como lectores?

4 Comments

  1. Paula dice:

    Yo soy parecida, tengo una pila de libros y voy leyendo de a puchos. Reconozco que estuve en un tiempo muy atraída por el ensayo, no tanto la narrativa a la que volví ahora releyendo novelas que me habían gustado y no recordaba bien. Porque esa es otra, leo algo y por mucho que me fascine o me parta la cabeza, al mes ya no me acuerdo.
    Soy toda una Doris literaria jaja
    Una de las cosas que aprendí a hacer al entrar a una librería es tomarme el tiempo para estudiar bien el libro que me tienta porque antes era el título y la descripción de contratapa lo que quizá me hacía comprarlo y al final después era toda una desilución. Ahora lo agarro, leo sobre el autor/a si no conozco, leo la contratapa, si tiene o no índice qué dice, si tiene prólogo leo un poco, lo mismo algunos capítulos del índice, por arribita pero veo sobre todo si lo entiendo, si tiene un lenguaje ameno que me guste, si suena interesante.
    Si es narrativa, leo al menos la primera hoja porque es cierto que los primeros párrafos de un texto dicen mucho de lo que te ofrece. Por ahora así vamos teniendo éxito en lo que compro jajaja.

    • Dialoguista dice:

      Si Pau, tengo que hacer así, tomarme el tiempo antes de la compra, para no desilusionarme. También tener en cuenta mis gustos, a veces compro grandes libros reconocidos pero que a mi no me llaman, solo por el hecho de que seguro son buenos. Termino dejándolos a las diez páginas. Ni hablar que también soy una Doris, jajajajaja re olvidadiza, tanto de los libros como de las pelis, por eso son buenas las reseñas, porque te ayudan a recordar.
      Besote!

  2. como soy? diría que obsesiva jaja tengo varios libros empezados lo admito pero cuando comienzo con alguna novela de misterio no paro hasta que me duelen los ojos. Soy rápida para leer eso si y escribo en los márgenes, se que no se rayan los libros pero no lo puedo evitar.
    me gustan varios géneros, amo la filosofía, los autores controvertidos, las novelas históricas, algunos poemas, en fin soy desprolija contenta y tengo un truco… siempre armo una lista de los que quiero leer y apunto en una libreta los que ya lei. besotes 🙂

  3. Dialoguista dice:

    Que genial! Me encantaría ver la lista de libros que elegís.
    Yo también subrayo y escribo en los libros, que para eso están, para que sirvas, nos recuerden cosas, etc. Cuánto más jugo se les puede sacar, mejor.
    Besotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *